Un poco de Historia local.

Antes de la llegada de los españoles, este territorio estuvo habitado por diversas naciones indígenas: los olongastas (al noroeste), los capayanes (en los valles de Vinchina, Guandacol y Jáchal) y los huarpes (al sur). Estos ultimos habitaron gran parte de lo que hoy se conoce como el valle del Tulúm. Se dedicaban a la agricultura y la ganadería. Se ubicaban en tierras regadas por redes de canales y acequias que ellos mismos construían para garantizaban el riego del maíz, la quinoa, el poroto y la calabaza. Cazaban guanacos, ñandúes y otros animales pequeños, conservaban la carne charqueada (secada por el sol), por largo tiempo. También recolectaban huevos de ñandú y frutos de chañar y algarrobo.

Los capayanes, emparentados con los diaguitas del Noroeste argentino Practicaban la agricultura con apoyo del riego artificial y cultivaban el maíz que guardaban en graneros semisubterráneos. Vivían en poblados, en casas de adobe con techos de palos y pasto. El pueblo Capayán se destacó en la cerámica: fabricaban vasijas de boca ancha con dibujos geométricos.

Los yacampis habitaron en el Valle del Río Bermejo y en Valle Fértil. Estos grupos eran muy numerosos y vivían fundamentalmente de la ganadería. Eran cuidadores y criadores de ganado en las estancias españolas. Utilizaban la piedra en puntas de flechas, hachas, cuchillos, raspadores, cuentas para collares y pipas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s